domingo, 21 de septiembre de 2008

No me ves!!!












DESARROLLO CIENTIFICO EN UNA UNIVERSIDAD DE LOS ESTADOS UNIDOS

Nuevo paso de la tecnología para tornar “invisibles” algunos objetos

• Cambiaron la forma en que un objeto de tres dimensiones refracta la luz.


ESTADOS UNIDOS. AP, AFP, EFE.
Un equipo de científicos de la Universidad de Berekey, California, desarrolló un material óptico de tres dimensiones que refracta de manera negativa a la luz. Señalaron que están más cerca de poder “cubrir” los objetos con una mano o capa de este material de manera que parezcan invisibles, al hacer que los rayos de luz lo “esquiven”. Claro que hablan de materiales microscópicos. Los descubrimientos serán dados a conocer esta semana en las publicaciones Nature y Science.
Esto podría aplicarse en el desarrollo de imágenes ópticas de altísima resolución, nanocircuitos de computadoras altamente poderosas y también, como reconoce el reporte de prensa de la Universidad de Berkeley, para fantasías de ciencia ficción, como ocultar objetos ante el ojo humano.
Hasta el momento, los investigadores habían logrado hacer invisibles a objetos de dos dimensiones: habían conseguido disimular un cilindro de cuero de unos diez centímetros iluminado” por un rayo de microondas, frecuencia que el hombre no puede ver. Pero el experimento tenía la limitación de las dos dimensiones.
Esta vez, científicos de la Universidad de Berkeley y del Lawrence Berkeley Laboratory dirigido por el profesor Xiang Zhang, desarrollaron un meta material artificial que tienen lo que se llama un “índice de refracción negativo”.
Lo mismo que habían conseguido con frecuencias de microondas, pero en el rango de la luz visible.
La investigación contó con financiación militar, sector muy interesado en este tipo de tecnologías.
Esto ha sido explicado con una metáfora: así como el agua sigue su curso luego de sortear una piedra en su camino, los objetos son envueltos con estos nuevos materiales, de manera que la luz sortea la forma del objeto.
Los meta materiales mezclan metal y otros utilizados en circuitos, como cerámicas, fibra compuesta o teflón. El objetivo es que estos materiales creados gracias a la nano ingeniería, a una escala medida en milmillonésimas de metro, curven a la luz de forma que no generan ni reflejo, ni sombras. Antes de lograr hacer invisibles a personas u objetos, los investigadores piensan que pueden mejorar de manera notable la performance de las antenas, reduciendo su interferencia. El índice de refracción negativa sí tendría una aplicación militar más cercana que la de invisibilizar un tanque de guerra: podría revertir el efecto Doppler,, el que usan los radares.
“Todo lo que tiene que ver conformación de imágenes tiene aplicaciones en la microelectrónica; las capacidades de estos meta materiales los hacen muchísimo más atractivos desde el punto de vista de las aplicaciones. Soy escéptico en que funcionen para todos los colores, y suena extravagante que puedan hacer invisibles a objetos”, dijo el doctor en Física Alejandro Fainstein, de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Conicet y profesor del Instituto Balseiro.



Antecedentes

• En 2006 un equipo de la Universidad de Utah, Estados Unidos y la Universidad de Tecnología de Sydney (Australia) también trabajó basándose en los índices de refracción negativa. Pero, según lo publicado, la capa de invisibilidad fue lograda mediante materiales artificiales estructurados que no tienen los materiales naturales “Cuando el objeto es ‘bañado’ con la luz de un determinado color, la misma queda en la lente y cancela la luminosidad que refleja el objeto haciéndolo indetectable”, declararon los científicos en ese momento.
• Un año antes ingenieros de la Universidad de Roma Tres, Italia, y de la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos, anunciaron la creación de un campo recubierto por un material con características electromagnéticas que impide el proceso normal que permite ver los objetos. En ese caso lograron la reducción del efecto de dispersión de la luz que ocurre cuando ésta se proyecta sobre algún cuerpo. Pero el efecto funciona cuando la longitud de la onda de la luz dispersa es aproximadamente de la misma magnitud que el objeto que se busca hacer desaparecer de la vista.
Publicar un comentario